Calidad

La Plata es uno de los siete metales conocidos desde la antigüedad.

¡Nos gusta la variedad!

La Plata pura tiene una pureza del 100%, y esto conlleva a que sea excesivamente maleable, es por eso por lo que, no se utiliza para fabricar joyas. Si fuera así, el diseño podría deformarse fácilmente ya que es demasiado débil y blando.

Todas nuestras joyas son de Plata 925, esto significa que el 92,5 % es plata y el 7,5 % es cobre. Utilizamos el cobre porque es el metal que le da fuerza a la mezcla.

Este metal precioso lo puedes usar en tu día a día sin que se estropee, pero hay veces, que, por distintas circunstancias, puede oscurecerse. ¡Pero esto no es ningún problema! En el apartado Consejos te damos pautas para que cuides y limpies tus joyas con facilidad.

Algunas de nuestras joyas tienen un baño de rodio en el acabado final. Esto hace que la joya perfeccione sus características y tenga un acabado de alta calidad que mejora mucho el aspecto de la pieza.

Además, el rodio, proporciona más brillo, más belleza, y menos alergias, ¡ya que es hipoalergénico!

También encontrarás joyas acabadas con un baño de oro que consiste en un tratamiento superficial que se le aplica a la pieza para darle aspecto de oro.

Las piezas bañadas en oro son, por defecto, más susceptibles a perder el color con el paso del tiempo. Es importante tener cuidado con este tipo de joyas.

Utilizamos piedras naturales como la Piedra Luna, Ónix, Turmalina, Cuarzo rosa, Espinela, Ópalo, Amazonita, Lapislázuli, Hematites, Calcedonia verde, Pirita, Granate de Mozambique, Calcedonia rosa, Labradorita, y Nácar. Otras de nuestras joyas están compuestas por circonitas.

.